13/10/06

GINGER SNAPS

Titulo Original: Ginger Snaps
Año: 2000
Duración: 108 minutos aprox.
Nacionalidad: Canadá
Color

Dirección: John Fawcett
Guión: Karen Walton
Fotografía: Thom Best
Montaje: Brett C. Sullivan
Música: Mike Shields
Reparto: Emily Perkins, Katharine Isabelle, Kris Lemche, Mimi Rogers, Jesse Moss, Danielle Hampton y Peter Keleghan

Dos hermanas obsesionadas con la muerte, marginadas en el instituto y con unos padres que, o no se enteran de nada, o no quieren hacerlo, intentan ocultar y parar la transformación que va sufriendo una de ellas tras haber sido atacada por un licántropo.
Pese a tratarse de una película de terror moderna con protagonistas adolescentes, Ginger Snaps, no es el típico film de terror adolescente al que nos tiene acostumbrados Hollywood, de hecho es una producción independiente canadiense. Si hay adolescentes idiotas obsesionados con el sexo, pero el tratamiento de la historia es bastante adulto y no se centra para nada en esos aspectos, si no en los intentos de una hermana en salvar a la otra.
Dignas de mención son también las diferencias con respecto al hombre lobo tradicional que nos encontramos en esta película, la más importante es el que la transformación sea progresiva a lo largo de unos 28 días y una vez concluida es irreversible, no dependiendo del ciclo lunar, así como también la criatura es perfectamente mortal no siendo necesarios artilugios especiales, ni balas de plata, ni ninguna otra cosa.
En definitiva, Ginger Snaps es una película con una cantidad importante de aciertos que permiten olvidarse de sus deficiencias, la más evidente un licántropo que canta a plástico, que deja un grato sabor de boca al aficionado y, pese a su deficiente distribución y promoción, cuenta con dos secuelas producidas en el 2004, Ginger Snaps 2: Los Malditos, y Ginger Snaps 3: El Origen.

3 comentarios:

dolblpe dijo...

Excelente. Como dices, tuvo muy poca repercursión en su día porque las distribuidoras sólo dan publicidad a las típicas americanadas. Por suerte, ahora es considerada por muchos como una película de culto. Una de terror adolescente que se aleja de los tópicos y que mejora a medida que avanza la saga. Muy infravalorada. Un 8.

Anónimo dijo...

Siempre he dicho que esta película, con un poco más de mala uva, siniestrez, y patología, podría haber resultado, en mi opinión, un horror-drama como pocos en el cine. Como dices, pese a tener sus grietas, tiene las suficientes virtudes como para recomendarla; un soplo de aire fresco, aunque un poco viciado.

Cesare dijo...

Si, eso que dices es cierto... Aunque no se si habría que haberlo viciado aun más en plan insania XD