24/10/06

THE CITY OF THE DEAD

Titulo Original: The City of The Dead
Año: 1960
Duración: 76 minutos aprox.
Nacionalidad: UK
B/N

Dirección: John Llewellyn Moxey
Guión: George Baxt
Fotografía: Desmond Dickinson
Montaje: John Pomeroy
Música: Douglas Gamley y Ken Jones
Reparto: Patricia Jessel, Betta St. John, Christopher Lee, Dennis Lotis, Venetia Stevenson, Valentine Dyall y Tom Tylor

The City of the Dead es una película a reivindicar, un autentico clásico que no goza del reconocimiento merecido, y no es que le falten razones para ello, simplemente ha sido injustamente olvidada. Ni la participación de Christopher Lee, ni las notables similitudes con Psicosis (siendo ademas unos pocos meses anterior al clásico de Hitchcock), ni el honor de poder considerarse el primer film lovecraftiano (sin estar basado en ninguno de los relatos del genial escritor), han podido salvarla del ostracismo. No digo que haya que elevarla a la categoría de obra maestra, con una sencilla edición en DVD de esas que hace manga films o suevia films bastaría, aunque sospecho que tratandose de una película de la Vulcan Filmtras Lux, productora que pasaría a llamarse Amicus (la mítica rival de la Hammer) unos años después, es más que probable que hacerse con los derechos para editarla sea algo complicado, no caro, pero si trabajoso (a ver quien los tiene esos derechos)...
La película cuenta la historia de una joven que va a un apartado y siniestro pueblo de Nueva Inglaterra a investigar sobre brujería, según le han dicho en ese pueblo perviven las mismas creencias sobre brujería del siglo XVII... Al poco de llegar se dará cuenta de que no solo perviven las creencias, si no también los ritos... La historia no parece muy original, pero la forma de llevarla lo es bastante, ademas la estructura del relato es ideal para un filme de terror, como ya he dicho es prácticamente igual que la de Psicosis, la fotografía en blanco y negro es magnifica, la ambientación del pueblo efectiva y la presencia de Christopher Lee llena la pantalla de esa manera a la que solo algunos actores británicos pueden aspirar a llegar.
Más que recomendable, aunque es posible que solo se pueda encontrar en ingles sin subtítulos.