12/2/07

GINGER SNAPS 2: LOS MALDITOS

Titulo Original: Ginger Snaps 2: Unleashed
Año: 2004
Duración: 94 minutos aprox.
Nacionalidad: Canada
Color

Dirección: Brett C. Sullivan
Guión: Megan Martin
Montaje: Michele Conroy
Música: Kurt Swinghammer
Reparto: Emily Perkins, Tatiana Maslany, Eric Johnson, Janet Kidder, Pascale Hutton, Brendam Fletcher, Patricia Idlette, Katharine Isabelle y Jack Mackinnon

La primera secuela de Ginger Snaps toma, en principio, el ya habitual escenario de un hospital o, en este caso, centro de desin- toxicación donde la super- viviente del anterior film esta encerrada por error al producirse un equivoco con su problema real y la adicción a las drogas. La diferencia es que en este caso el hospital es abandonado mediado el metraje, que lejos de ganar en originalidad, rompe la estructura narrativa de la historia. Lo cierto es que hubiera podido empezar con la fuga y no con la captura y la película hubiera contado lo mismo, salvo que tal vez mejor. Salvo este y otros problemas de estructura de guión, el final llega muy tarde y es muy acelerado (ademas de ser más propio de un capitulo de Más Allá del Limite que de una película), Ginger Snaps 2 es un correcto film de serie B cuyo principal problema reside en no estar a la altura del original... Y es que no es muy habitual encontrar películas de terror adolescente tan frescas, acidas, criticas y, por que no decirlo, buenas como la primera Ginger Snaps.
Obviando comparaciones, se trata de una película de una corrección formal ejemplar, no en vano el director fue antes montador (de hecho se trata del montador de Ginger Snaps), capaz de asustar cuando se lo propone (lastima que no sea muy a menudo) y con capacidad de entretener más que sobrada. Ademas se aprovecha para mejorar los efectos de maquillaje y el disfraz de licántropo, dos puntos en los que flojeaba la primera parte, aunque sigan sin ser del todo convincentes.
En definitiva, se trata de una película que se deja ver sin complejos pero que lo hace desde la sombra que proyecta su primera parte que no puedo evitar volver a recomendar desde aquí.

4 comentarios:

maritxu dijo...

Que cosas más raras me ves....

Hombre Lobo dijo...

A mí, como dicen acá, esta trilogía me gusta más que a un tonto un lapicero. De hecho, no tengo ningún problema en reconocer que la primera "Ginger Snaps" es mi película de licántropos favorita de todos los tiempos, además que un ejemplo de lo que es el verdadero cine de terror adolescente, es decir, aquel que no se limita a mostrar jovencitas cachondas sino que utiliza las convenciones del cine de terror para realizar una metáfora de la adolescencia. En este sentido, se da la mano con otras películas para mí geniales como "Martin", "Carrie" o "Christine".

La tercera película sí flojea un poco, pero esta segunda me encantó sin reservas. Quizás mi única frustración es que su final no fue explorado en una secuela posterior, por lo que en definitiva me dejó queriendo más.

Grandes saludos.

Cesare dijo...

A tu lista de terror adolescente yo añadiria Lost Boys, que comentare en brevisimo (estoy en ello).

oktomanota dijo...

menudo blog con tanto contenido
saludos