1/2/07

DRACULA, PRINCIPE DE LAS TINIEBLAS

Titulo original: Dracula, Prince Of Darkness
Año: 1965
Duración: 87 minutos aprox.
Nacionalidad: UK
Color

Dirección: Terence Fisher
Guión: Jimmy Sangster y Anthony Hinds (como John Sansom)
Fotografía: Michael Reed
Montaje: Chris Barnes
Música: James Bernard
Reparto: Christopher Lee, Barbara Shelley, Andrew Keir, Francis Matthews, Suzan Farmer, Charles Tingwell, Philip Latham y Thorley Walters

Esta tardía secuela del mítico Dracula de la Hammer Films parte del final de la primera parte, obviado la estupenda Las Novias de Dracula, y relata la resurrección del infame vampiro gracias a un sacrificio humano y como un ingles, en compañía de un fraile, se encargara de destruirlo de nuevo.
Pese a no estar al mismo nivel que el gran clásico, sigue siendo una película sobre- saliente, en la que se ve en todo momento la marca del genio. Y es que la marca de Fisher es clara y onda, destacando una sobria planificación, donde escasean los primeros planos y vemos a los protagonistas siempre abrumados por el entorno, engullidos por el escenario. Y, aunque, como ya he dicho, se trata de una película menos redonda, si que profundiza más en los elementos propios del mito vampírico tal y como lo planteo en los anteriores films. El vampiro como un depredador, libre de las ataduras morales (en concreto el sexo, explicitado el el personaje de la cuñada del caballero ingles) y más animal que hombre (en esta ocasión Dracula no llega a articular palabra). No solo eso, también introduce elementos no empleados anteriormente, el mejor ejemplo es el de la ceremonia de resurrección, con sacrificio humano, clara referencia a la llamada magia póstuma (con la que en teoría uno puede llegar a convertirse en vampiro y que representa el reverso de la alquimia y su búsqueda de la piedra filosofal), la cual sería revisitada en otras ocasiones como en Los Ritos Satánicos de Dracula. Aunque si por una razón es especial esta película, es por la vuelta de Christopher Lee al personaje, que desde ese momento interpretaria en múltiples ocasiones, aunque se eche de menos, y mucho, a Peter Cushing, con quien, por suerte, si coincidiría muchas veces en el futuro.
De las buenas de la Hammer, revisarla si podéis.

1 comentario:

maritxu dijo...

¿Esta la tienes? Nos cogemos también LAS NOVIAS DE DRACULA y nos hacemos otra sesioncilla.
muxus!