7/11/06

ZOMBI

Titulo Original: Dawn Of The Dead
Año: 1979
Duración: 118 minutos aprox.
Nacionalidad: USA, Italia
Color

Dirección: Geoge A. Romero
Guión: Geoge A. Romero
Fotografía: Michael Gornick
Montaje: Geoge A. Romero
Música: Goblin y Dario Argento
F.X.: Tom Savini
Reparto: David Emge, Ken Foree, Scott H. Reiniger, Gaylen Ross y Tom Savini

Incomprensiblemente distribuida en españa como Zombi, digo incomprensiblemente por que contando con el éxito de La Noche de los Muertos Vivientes era ilógico no emplear la traducción literal para aprovechar el éxito de la anterior, este segundo film de la trilogía zombie de Romero (ahora ya tetralogía) es, en muchos aspectos, inferior a la primera entrega. Pese a ello, es un film más que digno, aunque no ha envejecido muy bien. Los zombies de Savini, ni dan miedo, ni parecen cadáveres reanimados, si bien es cierto en su momento debieron ser impresionantes, pero están muy lejos de lo que conseguiría con la tercera entrega de la saga, El Día de los Muertos. Este aspecto de la producción justifica la realización del remake, esta vez si, titulado en España como El Amanecer de los Muertos, que da en el clavo allí donde Zombi ha quedado anticuada (polémicas aparte sobre si los zombies pueden correr o no), pero que falla allí donde el film de Romero sigue vigente, su, tan cacareada, critica de la sociedad de consumo. Y es que, que los protagonistas se refugien en un centro comercial no es casual, como tampoco lo es el saqueo de cosas innecesarias que hacen, o que el lugar deje de ser un refugio seguro en cuanto otros vivos llegan a el. Como es costumbre en las películas de Romero, no son los zombies, sino los propios humanos, incapaces de dejar a un lado los roles y costumbres sociales enquistados en su cerebro, lo que les lleva a la perdición en ultima instancia, pudiendo ser los zombies intercambiados fácilmente por un desastre natural (sobre esto los extras del DVD del remake son un buen ejemplo). Y aunque esta vez si hay supervivientes, el mensaje esta claro, la humanidad esta perdida.
En definitiva, aunque hoy por hoy no vaya a asustar a nadie, es una película que el aficionado al genero podrá disfrutar, siempre y cuando haga un esfuerzo para ponerse en situación.