29/9/06

LA ULTIMA CASA A LA IZQUIERDA

Titulo Original: The Last House On The Left
Año: 1972
Duración: 80 minutos aprox.
Nacionalidad: USA
Color

Dirección: Wes Craven
Guión: Wes Craven
Fotografía: Victor Hurwitz
Música: David Hess, Steve Chapin
Reparto: Sandra Cassel, David Hess, Jeramie Rain, Gaylord St. James, Ada Washington, Martin Kove, Lucy Grantham y Fred J. Lincoln

La primera película de Wes Craven es bastante cruda, no es que se recree, como he leído en varias criticas, en los momentos más escabrosos de la trama o sea un festival gore, de hecho apenas hay sangre para la historia que trata... Pero no deja de ser fuerte y puede herir sensibilidades, de hecho parece estar claro que esa era la intención de Craven. Aun así, creo que muestra lo justo para que no podamos obviar el horror de la situación y nos hiera, pero sin llegar a recrearse en esos momentos... Supongo que podría haberse rodado de una forma más estilizada y no ser tan desagradable, pero posiblemente así no tendría la fuerza que tiene. Otra cosa muy criticada es la música, considerada poco apropiada para está historia, pero lo cierto es que ayuda a rebajar la tensión del espectador en los momentos adecuados, unida a las secuencias de los policías, bastante cómicas, que ademas contribuyen a crear la sensación de que en un mundo apacible a penetrado algo feo, reptante y cruel. Lo mejor de la película tal vez sea la secuencia que sigue a la violación de Mari... Las caras de los asesinos y la música, unido al hecho de que durante un tiempo la dejan marchar sin ser capaces de mirarla, la ausencia total de voluntad en la víctima... Crea una sensación incomoda, triste , evocadora. Y por ese breve periodo de tiempo, parece que los asesinos sienten algo parecido al remordimiento, que se sienten, por primera vez, incomodos consigo mismos. En cualquier caso, la película sigue su camino y uno no sabe si aquello era real o solo un espejismo.
Cave destacar que la inspiración de Craven para está película fue un clásico de Igmar Bergman, El Manantial y la Doncella, en el que ocurre lo mismo, unos vagabundos violan y matan a una joven, después se refugian en casa de los padres de la víctima y este al darse cuenta de lo ocurrido, los mata sin piedad. La diferencia radica en que en el film de Bergman, el asesinato de los vagabundos ocurre a mitad de la cinta y en el de Craven los asesinos mueren al final. El coger una historia clásica y adaptarla a un genero y a una época es algo muy inteligente, y garantiza un mínimo de calidad en el resultado final.
Por ultimo recomendar está película solo a aquellos a los que no les importe sufrir y ser violentados por una historia desagradable... No es que la película este mal, es que pretende dejar mal cuerpo.

1 comentario:

pez loco dijo...

este film es verdaderamante terrorifico si se ponen a pensar que tranquilamente podrian suceder estos acontecimientos en la vida real. las desafortunadas chicas no la pasan nada bien pero los degenerados tampoco la sacaran muy barata... la venganza es el placer de los dioses...