9/1/07

MISERY

Titulo Original: Misery
Año: 1990
Duración: 102 minutos aprox.
Nacionalidad: USA
Color

Dirección: Rob Reiner
Guión: William Goldman
Fotografía: Barry Sonnenfeld
Música: Marc Shaiman
Reparto: James Caan, Kathy Bates, Richard Farnsworth, Frances Sternhagen y Lauren Bacall

Un escritor que debe sus gran éxito a una serie de novelas rosas protagonizadas por un personaje llamado Misery decide matarla en su ultima novela para poder dedicarse a la literatura con “mayúsculas”, durante una tormenta sufre un accidente y es rescatado/secuestrado por su fan nº 1 que no reparara en nada para que resucite a su personaje favorito, Misery.
Basada en la homónima novela de Stephen King, Misery es un relato de horror con muy pocos elementos y personajes, la unidad espacial es casi total, rota solo con las pesquisas del sheriff y con el prologo y el epilogo, lo que contribuye a generar la tensión que precisa la historia y permite rebajarla tras los momentos más álgidos, permitiendo a la película exceder los 90 minutos sin problemas de ritmo o escenas superfluas, constituyendo todo un logro dada la historia de partida.
Aunque la realización de Rob Reiner es perfectamente correcta, destacando solamente en momentos sabiamente escogidos (como cuando Anne termina de leer la ultima novela de Misery), la fuerza de la película descansa sobre las interpretaciones de sus dos protagonistas: El genial y, por supuesto, siempre solvente James Caan que sirve como contrapunto sosegado con su sobria y contenida interpretación a la, lógicamente, mucho más vistosa y excesiva de Kathy Bates, que le valió un Oscar. Sin olvidar la presencia, siempre de agradecer, de Richard Farnsworth que, como quien no quiere la cosa, llena la pantalla cuando aparece en escena ni a la mismísima Lauren Bacall que, pese a que su personaje apenas si tiene poco más de un cameo en el film, su sola presencia ya suma un par de enteros a la película. Otros aspectos de Misery, como son la música o la fotografía, funcionan dentro de los mismos márgenes que la realización, sin resultar llamativos, pero si funcionales y perfectamente acordes con la historia.
En definitiva, Misery es una buena muestra de terror psicológico basada en la tortura psicológica, y a veces física, del protagonista por alguien que dice quererle y admirarle, capaz de atraer la atención de aquellos no aficionados al genero (tal vez más que a los que si lo sean).

6 comentarios:

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Muy de acuerdo contigo. Hace ya siglos que vi esta película, pero la sigo recordando con agrado (o desagrado, según se mire); hay que tener mucha maestría para centrarse casi exclusivamente en la pareja protagonista y que te salga una muestra de terror psicológico tan sólida. Realmente turbadora; se pasa mal. Por cierto, ahora que comentas esta peli me viene a la mente la actualísima “Hard Candy”; quizá esta última tenía que haberla filmado Reiner, y hubiese salido algo más consistente, lo que pasa es que el contenido y forma de Misery falta en esta, y aunque “Hard Candy” guarde paralelismos con la de Reiner, esta a años luz de la pesadilla que bien plasma esta adaptación de Stephen King.

Starman dijo...

Lo de la estructura teatral es más viejo que la tos, y aún así siempre funciona, especialmente en esto del terror psicológico.
Yo con Reiner y Caan no tengo ningún problema, es más, me gustan y mucho. Pero Kathy Bates siempre me ha caído gorda, y no le niego méritos por su papel aquí en 'Misery', pero como casi todos los actores oscarizados, luego empiezan a hacer el típico numerito de los cojones, cosa que la señora esta seguirá haciendo por los años de los años. Y si no que se lo digan a Hilary Swank, que se debe creer la nueva Katharine Hepburn...

La película es buena sí, pero creo que fue uno de esos "sleepers" en su día. No mata y tampoco engorda; estoy contigo en lo de Bacall, y me repito sobre Caan, que hasta haciendo lo más chungo siempre sale airoso, es lo que tienen los buenos actores. Y si no basta con ver el bodrio de serie de las Vegas (pibones aparte, claro está)

Cesare dijo...

Irian-hallstatt; lo que distancia a Hard Candy de Misery es que la victima es verdugo y plantea un dilema ético más allá de lo mejor o peor resuelta que este mientras que en Misery las cosas no tienen vuelta de hoja (si plantea otros interrogantes pero más del estilo, ¿salvarías tu vida o tu obra maestra?

Starman; a mi la seña Bates tampoco es que me agrade en demasía, pero en esta película esta bien, aunque prefiero mil veces la interpretación, menos resultona de Oscar, de Caan. Y por favor, no hagas alusiones a Las Vegas que luego uno no sabe quien puede aparecer por aquí buscando por palabras, ;-)

Silviuka dijo...

Misery.... película mitica del cine de terror y que aún hoy en día si la veo se me ponen los pelos de punta.
Otra que está muy bien y es de este estilo, es Calvaire. La recomiendo ;)

Cesare dijo...

Calvaire? No la he visto... Me la apunto.

Oscar Torrado dijo...

No sabes cuanto adoro esta película... Kathy Bates es sencillamente ESPECTACULAR y su personaje es uno de mis psicópatas favoritos.